Posts Tagged ‘Calders’

Quarts. Exposición de Carles Vives en el CACIS de Calders

Por • 17 de diciembre, 2008 • Tema: Exposiciones

por el arroyo
corre tras su reflejo
una libélula

(Haiku, autor: Kaga no Chiyo / trad. José María Bermejo)

En su faceta escultórica Carles Vives manifiesta sentir una auto-realización abierta hacia el campo más experimental

texto: MJS / imágenes cortesía del artista

En su obra Quarts, el artista ha vuelto a trabajar la arcilla refractaria incorporando a la pasta restos de materias primas sobrantes de todos los trabajos realizados durante años (restos de esmaltes, cascotes de refractario, chamotas, etc.) y que en cierto modo son memoria del pasado -recogido en una nueva “arcilla experimental”. Carles Vives lleva veinticinco años dedicado a la cerámica, le interesa sobre todo la relación escultórica de esta materia y combinar esta producción con otra utilitaria en la realización de macetas de autor para bonsáis (piezas para ser disfrutadas o usadas); en conjunto: la presencia de las piedras, la contemplación de lo relativo, lo incompleto, y la estética que se recoge en el concepto wabi-sabi le sirve para proporcionar energía e inspiración.

Hace unos meses Carles Vives me contó que ha experimentado unas etapas de trabajo fuera de España, en Estados Unidos y en China, lo que sin duda le permitirá desarrollar nuevas perspectivas. El espacio de Can Xarlet en Canovelles (Barcelona) donde hasta ahora trabajaba, entre la riera y la vía del tren -un lugar apartado en otro tiempo-, cumple su contrato. La expansión de la ciudad ha engullido la zona de huertas, el asfalto se expande y es tiempo de soltar amarras hacia otro lugar. Los viajes, las mudanzas, son buenos momentos para reflexionar. La vista en el horizonte alarga la perspectiva: un cuarto de hora o un cuarto de siglo, todo es relativo. Precisamente sobre la naturaleza de lo relativo también reflexiona el término japonés wabi-sabi.

Desde mi punto de vista con el tema Quarts Carles Vives ha compuesto un haiku (jaiku) occidental que habla del tiempo pasado entre la riera y la vía del tren, pero también del por-venir (con el experimento es evidente que la mirada se dirige al horizonte). Hoy la naturaleza acoge estas obras, cuya temática también creo recordar por estas fechas hará un año más o menos expuso en una presentación celebrada en Canovelles. En esta actual ubicación, en el CACIS, resulta más que sugerente y seguramente el lugar aportará otras e interesantes lecturas a la instalación. El viaje al entorno del antiguo horno de cal también nos parece apetecible así es que habrá que anotar la dirección por doble motivo en la agenda para las próximas fiestas; las cosas no siempre ocurren en la ciudad, existen otros lugares con miradas abiertas en otros entornos.

Quarts (cuartos) es obra con la que se identifica Carles Vives. Las formas y la incertidumbre del fuego es lo que a él más le interesa, la tierra consolidada en cerámica. Quarts es para el artista el resumen de un discurso sobre el pasado vital y el porvenir, cuartos o segmentos del círculo abierto, reflexión sobre espacio y tiempo; Cuartos (porciones) de tierra.

«Resumen de tiempo, anuario de memoria. Paso acompasado. Un segundo, una luz. Un minuto, un color. Una hora, una forma», subraya el texto de Ana Rodríguez y Lambert Botey (trad. del original en catalán), que acompaña la presentación de la obra que estos días se expone en Calders (localidad perteneciente a la comarca catalana de Bages). En el Centro de Arte y Sostenibilidad, del recuperado horno de cal de Calders, lugar que también se ocupa de apoyar las expresiones artísticas involucradas con asuntos cuyo objetivo se relacione con la naturaleza. La obra cerámica es uno de los lenguajes que se sirven precisamente de los elementos de la naturaleza para elaborar un objeto en el que permanece impresa dicha presencia.

Quarts, entre la riera i la via del tren

Un matí. La timidesa del primer sol. Una tardor una mica esmorteïda. Entre dues línies. El tren. Més enllà, una mica només, una terra derrotada per les pedres, la riera.

Les mans, la terra, un taller. Restes del passat a les parets, al terra, a les finestres. Frag-ments de temps. Rellotges, pèndols, mecanismes d’hores. La sorra que cau, perquè no un rellotge d’argila?
Del record dels ocells de la primavera, a l’alè de l’estiu o la son de l’hivern. Camí ple de llunes, també postes de sol, de freds i de calors. Temps viscut, restes d’hores enmig la terra. Minuts a vegades tant breus que semblen segons, que es camuflen entre els mati-sos marrons de la terra.

Encara les mans, i el foc i la incertesa. Els colors que canvien i les formes que es trans-formen, i de nou el tren i aquella via que va a morir prop de la riera.

Resum de temps, anuari de memòries. Pas, compàs. Un segon, una llum. Un minut, un color. Una hora, una forma.

Temps inacabat, pot cloure’s el temps? Temps definit per l’infinit, sense final. Fragment de cercle, d’obra, de peça, d’espai. Fragments de temps. Formes, petits alfabets sense més paraules que les formes i els colors, en definitiva, alfabets de temps.

Amb la imminent presència d’un nou paisatge, les tardors s’esmorteiran irremissiblement, i amb elles les timideses dels primers sols, les fredors dels hiverns, les ficcions de les pri-maveres i les llunes dels estius.

Un nou escenari sense cap rastre de l’argila, allunyat dels colors de les terres, de les in-certeses del foc o dels petits fragments de vida.

En definitiva, quarts d’un temps que dormirà per sempre més entre la riera i la via del tren.

Ana Rodríguez / Lambert Botey

Lugar: CACIS, Calders (Barcelona)


Enlaces relacionados: