Archivo de diciembre 2008

Feliz Navidad y Año Nuevo 2009

Por • 23 de diciembre, 2008 • Tema: Anteriores portadas
Con nuestros mejores deseos…

With best wishes…

Feliz Navidad y Año Nuevo 2009

God Jul!

Merry Christmas and Happy New Year

Glaedelig Jul!

Frohe Weihnachten und Neujahr

Joyeux Noël et du Nouvel An

Καλα Χριστουγεννα και το Νεο Ετος

Buon Natale e Capodanno

幸せなクリスマスと新年

Feliz Natal e Ano Novo

Bon Nadal i Any Nou

Concierto
SIBELIUS, VIOLIN CONCERTO Op.47
Musical direction: Vladimir Ashkenazy
Violin: Valeriy Sokolov
Chamber Orchesta of Europe, 19 de diciembre de 2008 Cité de la musique (París)
(Ofrecido estos días por cortesía de: medici.tv)



Quarts. Exposición de Carles Vives en el CACIS de Calders

Por • 17 de diciembre, 2008 • Tema: Exposiciones

por el arroyo
corre tras su reflejo
una libélula

(Haiku, autor: Kaga no Chiyo / trad. José María Bermejo)

En su faceta escultórica Carles Vives manifiesta sentir una auto-realización abierta hacia el campo más experimental

texto: MJS / imágenes cortesía del artista

En su obra Quarts, el artista ha vuelto a trabajar la arcilla refractaria incorporando a la pasta restos de materias primas sobrantes de todos los trabajos realizados durante años (restos de esmaltes, cascotes de refractario, chamotas, etc.) y que en cierto modo son memoria del pasado -recogido en una nueva “arcilla experimental”. Carles Vives lleva veinticinco años dedicado a la cerámica, le interesa sobre todo la relación escultórica de esta materia y combinar esta producción con otra utilitaria en la realización de macetas de autor para bonsáis (piezas para ser disfrutadas o usadas); en conjunto: la presencia de las piedras, la contemplación de lo relativo, lo incompleto, y la estética que se recoge en el concepto wabi-sabi le sirve para proporcionar energía e inspiración.

Hace unos meses Carles Vives me contó que ha experimentado unas etapas de trabajo fuera de España, en Estados Unidos y en China, lo que sin duda le permitirá desarrollar nuevas perspectivas. El espacio de Can Xarlet en Canovelles (Barcelona) donde hasta ahora trabajaba, entre la riera y la vía del tren -un lugar apartado en otro tiempo-, cumple su contrato. La expansión de la ciudad ha engullido la zona de huertas, el asfalto se expande y es tiempo de soltar amarras hacia otro lugar. Los viajes, las mudanzas, son buenos momentos para reflexionar. La vista en el horizonte alarga la perspectiva: un cuarto de hora o un cuarto de siglo, todo es relativo. Precisamente sobre la naturaleza de lo relativo también reflexiona el término japonés wabi-sabi.

Desde mi punto de vista con el tema Quarts Carles Vives ha compuesto un haiku (jaiku) occidental que habla del tiempo pasado entre la riera y la vía del tren, pero también del por-venir (con el experimento es evidente que la mirada se dirige al horizonte). Hoy la naturaleza acoge estas obras, cuya temática también creo recordar por estas fechas hará un año más o menos expuso en una presentación celebrada en Canovelles. En esta actual ubicación, en el CACIS, resulta más que sugerente y seguramente el lugar aportará otras e interesantes lecturas a la instalación. El viaje al entorno del antiguo horno de cal también nos parece apetecible así es que habrá que anotar la dirección por doble motivo en la agenda para las próximas fiestas; las cosas no siempre ocurren en la ciudad, existen otros lugares con miradas abiertas en otros entornos.

Quarts (cuartos) es obra con la que se identifica Carles Vives. Las formas y la incertidumbre del fuego es lo que a él más le interesa, la tierra consolidada en cerámica. Quarts es para el artista el resumen de un discurso sobre el pasado vital y el porvenir, cuartos o segmentos del círculo abierto, reflexión sobre espacio y tiempo; Cuartos (porciones) de tierra.

«Resumen de tiempo, anuario de memoria. Paso acompasado. Un segundo, una luz. Un minuto, un color. Una hora, una forma», subraya el texto de Ana Rodríguez y Lambert Botey (trad. del original en catalán), que acompaña la presentación de la obra que estos días se expone en Calders (localidad perteneciente a la comarca catalana de Bages). En el Centro de Arte y Sostenibilidad, del recuperado horno de cal de Calders, lugar que también se ocupa de apoyar las expresiones artísticas involucradas con asuntos cuyo objetivo se relacione con la naturaleza. La obra cerámica es uno de los lenguajes que se sirven precisamente de los elementos de la naturaleza para elaborar un objeto en el que permanece impresa dicha presencia.

Quarts, entre la riera i la via del tren

Un matí. La timidesa del primer sol. Una tardor una mica esmorteïda. Entre dues línies. El tren. Més enllà, una mica només, una terra derrotada per les pedres, la riera.

Les mans, la terra, un taller. Restes del passat a les parets, al terra, a les finestres. Frag-ments de temps. Rellotges, pèndols, mecanismes d’hores. La sorra que cau, perquè no un rellotge d’argila?
Del record dels ocells de la primavera, a l’alè de l’estiu o la son de l’hivern. Camí ple de llunes, també postes de sol, de freds i de calors. Temps viscut, restes d’hores enmig la terra. Minuts a vegades tant breus que semblen segons, que es camuflen entre els mati-sos marrons de la terra.

Encara les mans, i el foc i la incertesa. Els colors que canvien i les formes que es trans-formen, i de nou el tren i aquella via que va a morir prop de la riera.

Resum de temps, anuari de memòries. Pas, compàs. Un segon, una llum. Un minut, un color. Una hora, una forma.

Temps inacabat, pot cloure’s el temps? Temps definit per l’infinit, sense final. Fragment de cercle, d’obra, de peça, d’espai. Fragments de temps. Formes, petits alfabets sense més paraules que les formes i els colors, en definitiva, alfabets de temps.

Amb la imminent presència d’un nou paisatge, les tardors s’esmorteiran irremissiblement, i amb elles les timideses dels primers sols, les fredors dels hiverns, les ficcions de les pri-maveres i les llunes dels estius.

Un nou escenari sense cap rastre de l’argila, allunyat dels colors de les terres, de les in-certeses del foc o dels petits fragments de vida.

En definitiva, quarts d’un temps que dormirà per sempre més entre la riera i la via del tren.

Ana Rodríguez / Lambert Botey

Lugar: CACIS, Calders (Barcelona)


Enlaces relacionados:



Shino y Wabicha

Por • 13 de diciembre, 2008 • Tema: Artículos, Conferencias, Cursos, Exposiciones, José Antonio Sarmiento, Técnica

INTRODUCCIÓN
Tres pasos sobre el esmalte Shino.
1. Nombre de un esmalte y un estilo de cerámica, incluyendo un video de Toyozo Arakawa, tesoro intangible de Japón y artista que trabajó la cerámica Shino entre otros esmaltes.
2. Imágenes e información sobre la EXPOSICIÓN “Shino, de neige et de feu””: 1º Jornadas internacionales de cerámica en Giroussens (Francia, octubre – 2008).
3. Dos curvas de su cocción de esmalte Shino, en la obra de JA. Sarmiento

Shino, es un estilo o tipo de cerámica y también el nombre de un esmalte

En Japón, las cerámicas procedentes del área y tradición de Mino y Seto –un lugar cercano a las colinas de Toki y Tajimi, en la actual prefectura de Gifu- se distinguen por tres estilos de esmalte característicos: Shino, Oribe (verde y negro), Setoguro (negro de Seto), y, Ki-Seto (Seto amarillo). Estos esmaltes, que por extensión dan nombre a un estilo de cerámica, fueron algunos de los seleccionados por su sobriedad y belleza por los maestros zen, para celebrar una ceremonia del té en armonía con la naturaleza y exenta de artificios (wabicha),

De entre estos esmaltes originarios de las cerámicas de Seto y Mino, dedicaremos este post al esmalte Shino, (shinoyaki o cerámica Shino). Éste fue en Japón el primer esmalte blanco de alta temperatura, muy apreciado durante el periodo Momoyama (1573-1615). En su composición, el Shino, tiene un alto contenido de feldespato o nefelina sienita (incluso hasta un 85 %) Presenta un aspecto lechoso, de nieve o de cubierta de azúcar, marcas anaranjadas al reaccionar con el óxido de hierro; desarrolla una escala cromática del blanco a una tonalidad de óxido anaranjado. Aunque no siempre, otro de los matices característicos del esmalte Shino son unos pequeños y visibles poros o cráteres que presenta en su superficie (efecto que los japoneses distinguen con el nombre de «orificios de nido» (suana), o también «piel de limón» (yuzuhada). Su desarrollo cromático varía sobre todo a causa de la atmósfera de cocción (oxidante o reductora) en sintonía con la cantidad aplicada (capa fina o gruesa). Realmente resulta único y de un aspecto que recuerda bellos paisajes de la naturaleza: nieve, espuma de mar, la niebla en el bosque…

La mayor parte de los estudios consultados sobre la cerámica japonesa Shino coinciden que este fue el primer esmalte blanco de alta temperatura, parece ser que durante la era Meinji se abandonó su producción, cuando los gustos se inclinaron hacia la cerámica decorada y se adoptaron otras técnicas de cocción más predecibles y menos laboriosas, en definitiva con menor riesgo. Fue la percepción artística lo que permitió un revival del Shino y de los anteriores esmaltes mencionados junto a las cerámicas cocidas en horno anagama, de la mano de algunos artistas durante los años treinta y cuarenta del siglo pasado. Entre algunos de los trabajos más relevantes se distingue la cerámica Shino de Toyozo Arakawa.

Cuando los maestros de té vieron las cerámicas de Arakawa no dudaron en afirmar que por su belleza, sus tazones y vasos había superado las obras de tiempos pasados. Por la excelencia de su trabajo se le otorgó la distinción de “tesoro intangible” (o tesoro viviente): una distinción del gobierno Nipón que se concede a algunos artistas y artesanos, para que cuando están activos puedan trasmitir los secretos de su obra a las siguientes generaciones; así la tradición queda preservada.

Toyozo Arakawa (Japón, 1894 – 1985)

para ver video ajustar sonido (archivo en youTube: enlace DavidAsterisco)

El momento actual, 1º Jornadas internacionales de cerámica en Giroussens (Octubre –2008)
(foto izqd: Cuenco shino; Takahiro Kato)

En múltiples ocasiones hemos dicho que esta estética japonesa relacionada con la ceremonia del té, fue retomada por la apreciación artística desde los años veinte, y con más fuerza o de un modo más extenso sobre todo a partir de los años sesenta del siglo XX; en consecuencia se le ha dado un fuerte impulso traspasando las fronteras entre Oriente a Occidente, hasta tender puentes entre tradición y vanguardia. La observación de la naturaleza desde parámetros del arte, el lenguaje abstracto y una determinada “filosofía” de trabajo, ha ido calando hasta marcar un estilo que mira en la tradición -más con sentido contemporáneo que con un cierto aire de nostalgia- hasta conseguir expresarse de un modo propio.

En la actualidad encontramos varios artistas trabajando desde la mencionada perspectiva, y no solamente en Japón sino también en los lugares más distantes, hasta en Occidente. Hablamos de autores que aplican a su obra personal este tipo de esmalte (y que aún con sus variantes, e indistintamente de si pertenecen al Este o al Oeste, denominaremos con el nombre de origen, o estilo de cerámica): Shino. Como digo, hoy, en el ámbito internacional hay varios autores en activo que trabajan este esmalte de un modo relevante, y por este motivo su obra es muy apreciada entre los entendidos y amantes de la cerámica de estudio actual; así es que resulta una tarea imposible citar aquí a todos los que destacan en este estilo; no es esta nuestra intención. Sin embargo, a propósito de este tema, sí nos detendremos en un acontecimiento reciente que se ha celebrado en Francia. Se trata de un encuentro internacional que, con el nombre del título de este escrito: “Shino y Wabicha”, ha profundizado en el alcance de este lenguaje cerámico, el la poética de este esmalte. El acontecimiento nos servirá para poner imágenes a esta breve introducción, pues ha convocado a nada menos que once de estos artistas conocidos en el mundo del arte, celebrando un simposio organizado en Giroussens (Francia), el mes de octubre pasado por la asociación de ceramistas TERRE ET TERRES.

EXPOSICIÓN “Shino, de neige et de feu” (Shino, de la nieve y del fuego)- Giroussens

1º Jornadas internacionales de cerámica en Giroussens (Octubre – 2008)

Grâce à des mecénats privés, nous avons pu faire venir les meilleurs experts du shino contemporain pour des conférences, diaporama et démonstrations: Jean-Pierre Chollet (France), Ray Cavill (Australie), Pascal Geoffroy (France), Lisa Hammond (UK), Gary Hootman (USA), Randy Johnston (USA), Hein Janssen (Pays-Bas), Tateki Kawaguchi (Japon), Shozo Michikawa (Japon), Jeff Shapiro (USA) et Rizu Takahashi (Japon).

L’exposition concomitante à l’évènement, «Shino, de neige et de feu» rassemblait plusieurs oeuvres de ces céramistes ainsi que des oeuvres de Chris Gustin (USA) et Takahiro Kato (Japon). Le soir du vernissage, Marette Renaudin, Maître d’Ikebana à Toulouse, nous fit une démonstration de cet art dans les pièces de l’exposition.
(Asociación Terre et Terres)

[Por gentileza de mecenas privados, han podido intervenir algunos de los mejores expertos para las conferencias (documentadas con imágenes) y las demostraciones: Jean-Pierre Chollet (France), Ray Cavill (Australia), Pascal Geoffroy (Francia, Lisa Hammond (Reino Unido, Gary Hootman (EEUU), Randy Johnston (EEUU), Hein Janssen (Paises bajos), Tateki Kawaguchi (Japón), Shozo Michikawa (Japón), Jeff Shapiro (EEUU) y Rizu Takahashi (Japón).

La exposición «Shino, de la nieve y del fuego» ha reunido obras de los mencionados ceramistas así como las de Chris Gustin (EEUU) y Takahiro Kato (Japón). Además desde Toulouse, Marette Renaudin, maestra del arte de la Ikebana, realizó una demostración utilizando para sus composiciones las cerámicas de esta exposición].

Imágenes:

Enlaces relacionados:

  • PDF (en francés e inglés, resumen de las conferencias)
    • Más información sobre este evento:

      Terre & Terres (associations de céramistes en Midi-Pyrénés)
      L’Oulmié – 81120 LOMBERS Tél.Fax : (33)(0)5.63.79.03.10
      e-mail : contact

      Agradecimientos:
      Imágenes de la exposición en Giroussens, publicadas por cortesía de Mia Llauder y Joan Serra
      Video alojado en YouTube por DavidAsterisco

      TÉCNICA: Pruebas de curva de cocción para esmalte Shino

      Preguntamos a José-Antonio Sarmiento sobre el esmalte Shino.

      José Antonio, prefiere trabajar con una arcilla blanca o gris y engobes con alto contenido en hierro.

      Nos explica que combinando diversos tipos de arcillas que contengan hierro, obtiene diferentes efectos.

      En su obra José-Antonio prefiere aplicar el Shino con un tratamiento pictórico, es decir aplicando diferentes gruesos, por capas, hasta conseguir el color que desea en cada caso. De esta manera obtiene una amplia gama de tonalidades y texturas: del gris al blanco nieve, hasta un intenso naranja que se aviva y desarrolla con la transparencia, y con el fuego, con el juego del viento o la atmósfera en la cocción. En las imágenes que a continuación mostramos, pueden verse estos efectos en algunas de sus obras realizadas en España, en los hornos de San Cibrián de Ardón – León.

      COCCIÓN I
      0-1000º C. neutral
      1000-1300º C. oxidación 3h.
      1300-1300º C. oxidación 3h.
      1300-1100º C. oxidación 3h.
      1100-900º C. oxidación 3h.

      COCCION II
      0-1000º neutral
      1000-1300º C. reducción 3h.
      1300-1300º C. reducción 3h.
      1300-1100º C. reducción 3h.
      1100-900º C. reducción 3h.

      José Antonio Sarmiento, Hanaire (vaso para ikebana), cuenco, y plato shino 52 x 18 cm.

      www.joseantonio-sarmiento.com



RegalArte’08

Por • 6 de diciembre, 2008 • Tema: Noticias

Por tercer año consecutivo se inaugura RegalArte’08, el jueves 11 de diciembre a las 20h.

Como notas relevantes de esta exposición y como en anteriores ediciones, la galería madrileña Cuatrodiecisiete nos presenta: creatividad, innovación, calidad y diseño. El objetivo de RegalArte es ofrecer arte para optar por una compra con criterio a la hora de elegir los regalos de Navidad. Estos regalos sí serán para siempre.

En pintura, participan los artistas que actualmente exponen en la galería: Miguel García Cano, Daniel Sueiras, Eduardo Millán, Álvaro Tamarit. Como novedad, la obra de Felipe Barragán, Mirai Kobayashi, Susana Ragel y David Saborido.

En escultura, la galería cuenta con un amplio fondo -especialmente en bronce, pero también en otros materiales- Este año incorpora los trabajos de Manuel Mediavilla y Pedro Zamorano.

En fotografía, la obra de Isabel Tallos como nueva incorporación, así como la de Pilar Pequeño, Itziar Guzmán y Borja de Madariaga presentados en anteriores exposiciones.

La cerámica de estudio, con un papel siempre destacado en RegalArte está representada en esta edición con obra de: Monona Álvarez, Helena Andersson, Eva Castaño, María Oriza, Antonio Portela, José Antonio Sarmiento y Manuel Sánchez Algora.

Helena Andersson; Bandeja blanca / Monona Álvarez, Vaso

José Antonio Sarmiento; Reversible: Temmoku (pieza vista por ambos lados)

Por último piezas de uso personal en el apartado de diseño, la joyería de: GirAndO CRS, Erika Hartje, Carmen Gómez, Silvia Gámez; y textil de: Julieta Álvarez y Filomena Carmo Pinto.

Del 11 diciembre 2008 – 5 enero de 2009
Galería Cuatrodiecisiete
Príncipe de Vergara, 17
28001 Madrid
Telf.: 91 435 85 46



Vasos Sagrats (vasos sagrados)

Por • 3 de diciembre, 2008 • Tema: Exposiciones

En Montserrat, Madola presenta vasos, una temática tan clásica como la figura humana para un escultor. La sacralidad del vaso cerámico pertenece a la prehistoria de la propia cerámica, ligada con el culto y las ofrendas y también con los rituales de enterramiento o incineración. Por este motivo la conjunción de los dos temas: “vasos-sacralidad” no es otra cosa salvo el encuentro de las raíces de la producción cerámica de todos los tiempos.

Madola Vasos Sagrats del 22 de noviembre hasta 15 marzo 2009
Lugar: Espai Pruna MDM; Monasterio de Montserrat (Barcelona)

Enlace relacionado
Exposición temporal en el Monasterio de Montserrat



XXV Aniversario de la Escuela de Arte de Talavera

Por • 2 de diciembre, 2008 • Tema: Noticias recibidas

UNA EXPOSICIÓN DE CERÁMICA CONTEMPORÁNEA
EN EL MUSEO RUIZ DE LUNA, CON MOTIVO DEL
XXV ANIVERSARIO DE LA ESCUELA DE ARTE DE TALAVERA

Texto: Caridad Pleguezuelo

En este año 2008 que ya declina, la Escuela de Arte de Talavera ha cumplido sus primeros veinticinco años de andadura.

Un largo camino que hemos recorrido juntos muchos adeptos a la creatividad artística, docentes y pupilos principalmente, y en el que tantos puntos de interés han llamado nuestra atención, que nos hemos visto obligados a modificar, sobre la marcha, el itinerario trazado inicialmente.

Empezamos nuestro viaje con un objetivo único y claro: colaborar a salvaguardar la producción de cerámica de Talavera de la Reina, ciudad dedicada desde hace mucho tiempo a esta artesanía, que le aportó prestigio y bonanza económica durante los siglos XVI, XVII y XVIII, para entrar luego en una época de cierta decadencia, que afectó a todo el siglo XIX y que pareció resolverse a partir de 1908, hace justo cien años, con el impulso regenerador de Juan Ruiz de Luna y su fábrica de cerámica Ntra. Sra. del Prado.

Durante las décadas siguientes, los pintores y alfareros allí formados dieron origen a un sinnúmero de pequeños o medianos talleres que, con el tiempo, diversificaron tímidamente su producción, pero sin romper nunca del todo con la estética neorrenacentista del repertorio formal y decorativo derivado de la fábrica de Ruiz de Luna.

Los comienzos: la Escuela de Cerámica

Cuando en 1983 se creó la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos (pues así nos llamábamos entonces oficialmente, aunque se nos conocía por la Escuela de Cerámica), el claustro de profesores se constituyó con profesionales venidos de diferentes lugares del país, lo cuál propició, de forma natural, la apertura a nuevas formas de entender la cerámica, tanto técnica como estéticamente.

Pronto se vio la necesidad de hacer un gran esfuerzo para aunar el respeto a la tradición cerámica de esta ciudad, con la posibilidad de dar un giro hacia la modernidad. Tradición y Modernidad, dos conceptos en principio contradictorios ¿Cómo fundirlos?

No fue fácil. Para empezar, los docentes (insistimos, venidos de aquí y de allá), no estábamos familiarizados con la cerámica hecha en Talavera, pero enseguida aprendimos a respetarla, valorarla, reproducirla y a la vez sopesar sus posibilidades de innovación. Entramos en contacto con artesanos del lugar e intercambiamos experiencias interesantes para ambas partes.

Pasado el tiempo, algunos nuevos talleres fundados por alumnos formados en aquella primera etapa de la Escuela, han traído aires de cambio a la ciudad. En las fachadas se pueden contemplar hoy obras novedosas (y por tanto a veces también incomprendidas) o sorprendentemente clásicas; pero siempre con una impronta de calidad y con una originalidad en su diseño que son indiscutibles.

Nuestros antiguos alumnos también están detrás de algunos de los mejores ejemplos de recuperación y consolidación del patrimonio cerámico de Talavera de la Reina, demostrando con ello su interés en la conservación de lo que se considera más genuino en esta localidad.

Viendo unas y otras aportaciones, es obvio que el objetivo inicial de la Escuela está cumplido: la cerámica de Talavera sigue viva y, sin perder su técnica tradicional como base, se va adaptando a la nueva arquitectura, a las nuevas necesidades y a los nuevos tiempos.

La actualidad: la Escuela de Arte de Talavera

Hoy nos llamamos de otra manera: Escuela de Arte de Talavera, y en ella se estudian y aprenden muchos otros oficios artísticos. Hay quien añora los tiempos en que se nos conocía simplemente como la Escuela de Cerámica, pero las circunstancias sociales cambian y exigen nuevas alternativas docentes; y nosotros, como trabajadores de una institución pública, debemos atenderlas.

Sin embargo, la atención prestada a los estudios de Cerámica sigue siendo muy grande. Precisamente porque hay poca demanda, atendemos especialmente, y de forma muy personalizada, a los pocos estudiantes que hoy se deciden por este oficio. Como consecuencia, muchos de ellos quedan enganchados para siempre.

Una formación multidisciplinar y universal

Queremos hacer hincapié en que nuestros alumnos de Cerámica siempre recibieron, y ahora aún más, una formación multidisciplinar, muy abierta además al conocimiento de las diferentes culturas y conceptos estéticos universales.

En la aldea global en la que hoy vivimos, esto es natural y necesario. A más información y conocimiento, más posibilidades de captar influencias; de tolerar y, sobre todo, admirar y aprender de lo extraño; y más opciones al elegir cómo quieres que sea tu propia obra cerámica.

Hemos mirado a Oriente y nos han fascinado sus propuestas técnicas y estéticas. Hemos mirado al Sur y nos hemos contagiado de la espontaneidad primitiva de África. Hemos conocido gente del Norte, y nos han transmitido su especial inclinación por el trabajo bien hecho. Nos hemos encontrado con nuestros hermanos de sangre latina, y hemos compartido sensaciones parecidas.

Unos compañeros muy especiales

Y no ha sido éste un conocimiento superficial o puramente bibliográfico: a lo largo de estos años han venido muchos alumnos extranjeros a aprender a hacer cerámica en Talavera. Y nosotros hemos aprendido de ellos, porque siempre hemos expresado una curiosidad limpia, desinteresada, por sus costumbres, a la par que les hemos tratado con un profundo respeto.

También nos han visitado muchos ceramistas, procedentes de lugares tan dispares como Japón, Italia, Austria, Grecia o Norteamérica (y por supuesto de cualquier rincón de nuestro país) con intención de mostrarnos su buen hacer en cerámica. Objetivo cumplido siempre, por cierto, aunque recordamos también su saber estar.

Creemos que todos ellos, sin excepción, se han llevado una buena impresión de nuestro centro, de nuestra gente y de nuestra ciudad.

Esta continua confluencia de culturas da como resultado una obra cerámica realmente original, elaborada a partir de muy diversos precedentes estéticos (antiguos o contemporáneos, tradicionales o vanguardistas) y que está en la línea más avanzada de la cerámica contemporánea de ámbito internacional.

Unos profesores inquietos

La puesta al día del profesorado de la especialidad de cerámica ha sido y es continua, y ello implica tanto la investigación y la producción de obra propia, como su participación en viajes, ferias o congresos, nacionales e internacionales. En todos esos ámbitos se establecen contactos personales que se concretan en intercambios de experiencias en nuestra Escuela.

Una buena base documental

A lo largo de estos últimos veinticinco años, ha sido constante la adquisición de libros específicos y la suscripción a revistas especializadas, que se consultan continuamente en el transcurrir diario del aula y ayudan a mantener intacta la curiosidad por aprender de lo que han hecho los demás.

La consulta bibliográfica, de hecho, es un recurso didáctico enriquecedor, sobretodo cuando lo que queremos es formar ceramistas que, además de controlar el procedimiento técnico propio del oficio, tengan también un amplio bagaje cultural, de tipo humanístico, que les permita seguir ampliando su formación en el futuro, sin necesidad de un maestro que les oriente.

En los últimos años, lógicamente, también hemos incorporado las nuevas tecnologías al campo cerámico, ya sea en el proceso del diseño de objetos o simplemente para la búsqueda de información. De hecho, el potencial de internet para moverse virtualmente por la actualidad cerámica internacional es tal, que se está convirtiendo en una herramienta didáctica de uso imprescindible para nosotros.

La exposición de cerámica contemporánea en el Museo Ruiz de Luna

En Abril y Mayo de 2008, coincidiendo con los actos de celebración de nuestro XXV Aniversario, organizamos una exposición de obra realizada en nuestra Escuela, que se pudo ver en el Museo Ruiz de Luna, institución dedicada en exclusiva a la cerámica.

Quisimos mostrar que, en la fase actual de la Escuela, la enseñanza de la cerámica no sólo sigue ocupando un importantísimo lugar, sino que alcanza un elevado nivel de calidad.

Las obras expuestas son prueba evidente de que nuestro centro educativo siempre ha favorecido la creatividad, la innovación y la actualización permanente de la cerámica: nos hemos abierto a tecnologías y materiales novedosos; investigado nuevas pastas e ingeniado la manera de construir nuevos soportes; creado nuevos colores y nuevos temas decorativos. Se ha experimentado con cocciones en hornos de leña, abiertos o cerrados, y siempre construidos con nuestras propias manos.

Las piezas cerámicas así hechas han compaginado el lenguaje abstracto con el figurativo. Han revivido la estética de las vanguardias artísticas, aplicándola al soporte cerámico. Han congeniado hábilmente con la estética minimalista, conformando instalaciones. Se han inspirado en el Pop-art, fijando sobre azulejos iconos populares de todos conocidos. O se han contagiado del Land-art, insertándose de forma singular en la naturaleza. También, a veces, han intentado comunicar algo, en sintonía con el Arte Conceptual.

El conjunto de monumentales vasijas expuestas ha surgido, sin embargo, de las fuentes de la tradición popular, en concreto de la alfarería de basto de nuestra comunidad, pero los resultados, curiosamente, son de una rabiosa actualidad artística.

Hay que aclarar que estos trabajos de tierra cocida (si hablamos con propiedad, ejercicios de clase principalmente), siempre buscaron la exclusividad, el marchamo de obra única. Aunque la directriz de la maestra o el maestro es evidente e indispensable, siempre se ha potenciado la diversidad de respuestas. No olvidemos que nuestra especialidad es la Cerámica Artística (¿o quizás deberíamos llamarla “Cerámica Creativa”?).

En definitiva, son obras cerámicas de gran expresividad, que exploran las posibilidades comunicativas del propio material cerámico, tan rico en texturas o colores.

El carácter escultórico predomina en la mayoría de ellas, y el binomio lleno/ vacío encuentra muchas formas de manifestarse.
El conjunto de obras mostradas se puede asociar directamente a nuestro actual concepto de modernidad, que está claramente relacionado con la cerámica contemporánea internacional.

Como anécdota, y para terminar este artículo, simplemente añadiremos que algún miembro pionero de aquella etapa fundacional de 1983, se extrañó de las obras aquí presentadas, como si no se sintiera identificado con ellas. Pero comprendidas o no, estas piezas demuestran que la Escuela de Arte de Talavera, veinticinco años después, evoluciona acorde con los tiempos, adaptándose a las tendencias más actuales de la cerámica.

Para ser “simples trabajos de escuela”, algunas de las piezas cerámicas allí expuestas son dignas de figurar en colecciones públicas o privadas. Admitamos, sin reparos, que son objeto de deseo de muchos de los que nos emocionamos simplemente mirando, o tocando, si nos dejan, una obra de arte.

Si quieren saber más sobre nosotros, visiten nuestra pg. Web: www.escueladeartetalavera.com

Pero, si pueden, mejor vengan a conocernos personalmente. Les estaremos esperando.

Caridad Pleguezuelo Parugues, es profesora de Historia de la Cerámica en la Escuela de Arte de Talavera de la Reina (Toledo, España)