Cumella, procesos escultóricos

Por MJ. Sarmiento • 31 de marzo, 2006 • Tema: Exposiciones

Exposición: Hasta el 2 de abril de 2006

Unos días antes de su clausura nos acercamos hasta el Museo de Granollers (Barcelona) para contemplar la exposición “Cumella, processos escultòrics” -también título del catálogo (texto en catalán) publicado para la ocasión y testimonio de esta interesante muestra comisariada por Manel Clot con la asistencia y colaboración de Glòria Fusté.

La exposición ha reunido un total de 106 obras (28 esculturas y 78 piezas de torno) procedentes de la colección de la familia Cumella, de colecciones particulares y fondos de diversas instituciones, fechadas entre los años 1935 y 1981; obras que conforman una interesante representación de cada década comprendida entre las mencionadas fechas, para entender lo que representa, en el ámbito de la cerámica contemporánea de nuestro país, el trabajo y la creación personal de este reconocido artista. «Para reflexionar sobre el proceso escultórico, y explicar la trayectoria cívica, artística y cultural del artista», en palabras de la organización de la muestra.

cumellapan.jpg

Vista panorámica de la muestra, Museu de Granollers

Antoni Cumella (Granollers, 1913-1985) forma parte de la historia del arte contemporáneo de nuestro país. Su obra es un referente para la cerámica artística catalana; para la alfarería de estudio que desde la inquietud artística se expresa por medio del torno y el modelado. Vasos (gerros) y volúmenes en el espacio, ambos temas por él tratados y concebidos desde la misma sensibilidad, bajo el criterio de la perspectiva escultórica, representan el trabajo de una vida dedicada al arte; una inquietud con lenguaje cerámico: gres de gran fuego, dominio del oficio y la técnica, pero también desde la percepción del arte moderno.

Del catálogo de la muestra extraemos las palabras del artista: “La ceràmica és una escultura de revolució”. Tal afirmación es sin duda reveladora de su universo: Vasos torneados, bañados por esmaltes mates, satinados y aterciopelados, de gran profundidad y amplia variedad de matices. Volúmenes en el espacio, modelados de abstracción antropomorfa, y vegetal.

Cumella interpretó la alfarería como escultura: recibió la inspiración de la naturaleza, de las obras artísticas que admiró (desde Gaudí, Artigas, Le Corbusier, Mies van der Rohe, Manolo Hugué, Cézanne, la cerámica Sung, la filosofía de la Bauhaus…), desde el conocimiento del oficio (que recibió por lazos familiares), de su experiencia vital, de su preocupación por la cultura. En palabras del curador de esta muestra su obra se describe como “relación con la naturaleza, el material, la forma y el volumen”.

cumella1.jpg

Volúmenes en el espacio, obra de Antoni Cumella

Si la memoria no nos falla, hacia mucho tiempo que no se había podido contemplar en nuestro país una retrospectiva dedicada a este artista; desde 1986 en lo que fue el Museo de Arte contemporáneo de Madrid, “Homenaje a Cumella”. Así pues esta ocasión merece una celebración, también porque ha recogido después de dos años de trabajo una importante documentación sobre la trayectoria del ceramista: desde 1928 fecha en que realiza sus primeras piezas cerámicas (con quince años de edad), fotografías sobre su obra mural, sus exposiciones más importantes, las relaciones con otros artistas y personajes relevantes de la cultura, y los reconocimientos que obtuvo a lo largo de tan fructífera carrera en España y en el extranjero. Una documentación que seguramente será de interés para los estudiosos de su obra.

Fotos: Pere Cornellas

(Más fotos en continuar leyendo; gentileza y colaboración que Alfar Galería Azul agradece al Museo de Granollers)

cumella2.jpg

Antoni Cumella, «Gres» formas inspiradas en la naturaleza

cumella3.jpg

Al fondo de la sala, Vasos realizados en el torno de formas sobrias y bellos esmaltes

cumella4.jpg

Documentación sobre la trayectoria artística de Cumella

Concierto de clausura de la exposición: «Cinc peces per a piano, op.23», de Arnold Schönberg, Granollers, 30 de marzo de 2006.

Catálogo editado por Museu de Granollers, 140 pàg. con textos de Manel Clot: Antoni Cumella, l’èpica de la protonímia (una idea d’ escultura en temps de crisi); Daniel Giralt-Miracle: Antoni Cumella, constructor de formes; Jorge Wagensberg: Antoni Cumella, una reflexió sobre la matèria viva.

La diferència entre selecció natural i selecció cultural és que en la primera la solució precedeix el problema. En la segona passa el contrari. Un artista dissenya amb la intel.ligència; en la naturalesa no es pot parlar d’un concepte similar. Aquí radica, justament, l’interès i la transcendeència de l’ exercici de l’ artista, de l’ artista que observa la naturalesa, la pensa, hi conversa i mira de comprendre-la. En l’obra de Cumella la bellesa és la intel-ligibilitat interior de les peces i la intel-ligibilitat és la bellesa exterior.

Jorge Wagensberg (extracto del catálogo Cumella processos escultòrics)

|

Escribe tu comentario

Nota: Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados para comprobar que no son mensajes spam. Disculpa las molestias.